Ángel Torres, una historia de fútbol y dinero

I  Descenso a los infiernos Espero lector que tengas a bien concederme tu indulgencia y absolverme, sin cambiar un higo por un dátil, del desliz o pecado literario de plagiar al divino Dante, camino del último y más...

Lee mas