Getafe bulle en nuevas y viejas protestas. A la ecotasa, ya en desuso, siguen las protestas de los jóvenes de las cooperativas que gestionaba PSG, y que presuntamente [más bien parece una farsa] han quedado «huérfanas» de David, figurado émulo del adversario de Goliat, lanzapiedras, grabaconversaciones y matagigantes; también están los afectados de la Nuevo Hogar, por las carreteras que robarán espacio y tranquilidad al parque de la Alhóndiga; el comedor social que quieren poner poner a funcionar la Iglesia cristina Cuerpo de Cristo, impulsora de la obra evangélica Remar [ acrónimo de rehabilitación de marginados], en la galería comercial de la Plaza de las Estalactitas; el aeropuerto civil; los afectados por las vibraciones de la vía del tren enterrada bajo la Avenida Ferrocarril; los vecinos molestos por la gasolinera abierta en el aparcamiento de Alcampo; los infectados por la radiación de las antenas de telefonía; etc.

Y mientras cuece el caldo de la rebelión contra el gobierno municipal, y también contra una oposición que no consigue conectar con la ciudadanía a pesar de todo y que desoye a los vecinos en varias de sus luchas contra las decisiones municipales, mientras se echa leña al fuego de la insatisfacción local como decimos, el alcalde Pedro Castro ha apuntado a Getafe a una experiencia piloto para aplicar una norma que acredite «el buen gobierno» de los ayuntamientos.

Getafe ha sido «seleccionada» [suponemos que gracias al cargo de Pedro Castro, como presidente de la FEMP] junto a Getxo [que ya posee un plan estratégico de excelencia en la Gestión] y a otros cinco municipios menores de 50.000 habitantes para poner en marcha la iniciativa conocida como IWA4, impulsada por la ISO [International Standard Asociation] y con metodología adaptada en España por la entidad de control AENOR.

ISO que significa «igual» en griego es una organización que se dedica desde 1946 a promover el desarrollo de normas internacionales de fabricación y comercio para casi todas las ramas de la industria. Se dedica prinicipalmente a buscar la estandarización de normas para productos y formatos para las empresas u organizaciones a nivel internacional. Una de las normas más conocidas es la ISO 9001 redifinida en el año 2000 [conocidad como 9001:2000] y que certifica la calidad en la gestión de las empresas.

La iniciativa IWA4 pretende trasladar el mismo concepto que ya aplican miles de empresas privadas en el mundo para medir la calidad en la gestión y credibilidad de las administraciones locales y, finalmente, suponemos, crear la marca o norma de «gobierno confiable«. La ISO- CI o la ISO-CM (casi imposible o casi mentira

La metodología de AENOR se hará efectiva con la visita de un equipo de tres personas de esa entidad que se entrevistarán con diversos responsables municipales [¿no hablarán con los agentes externos o movimientos vecinales?] para analizar 39 indicadores mínimos agrupados en cuatro áreas: desarrollo institucional para un buen gobierno, desarrollo económico sostenible, desarrollo social influyente y desarrollo ambiental sostenible. Casi nada ¿eh? Ni una, oiga.

No parece que sea el mejor momento para la visita de los «agentes» de la empresa normalizadora. Se avecina un suspenso… en IWA4. Queridos alumnos, políticos y técnicos municipales, hoy vamos a tener un examen sorpresa… [o tal vez ya le han filtrado el cuestionario al presidente de la FEMP y vamos a sacar nota].

U R G E N T E

—————————————————-

Señores de AENOR:

Por la presente les rogamos que retrasen su visita prevista para este mes de febrero hasta nuevo aviso. Tenemos que esperar a que la carretera esté construida y olvidadas las asambleas de vecinos.

Esperamos, igualmente, que el comedor de la iglesia evangélica funcione rehabilitando drogodependientes: otra cosa privatizada y que será barata para el municipio y para los contribuyentes.

Con respecto al aeropuerto, ustedes verán como apenas hace ruido durante los domingos del mes de agosto.

Las antenas de telefonía son un problema que existía en Getafe; así como se lo digo: en pasado. El ayuntamiento ha aprobado una ordenanza vacía para poder cumplir.

De las vibraciones del tren, qué culpa tengo yo y el ayuntamiento: la responsabilidad es de la Comunidad y de Esperanza Aguirre. Y, en todo caso, de los trenes y su velocidad.

Luego, hay algunas quejas más en cuanto a la gestión; sobre todo las que se refieren a la privatización de servicios públicos como la limpieza y el cuiado de los jardines adjudicados en el Sector 3 a la empresa NECSO. Fíjese que los vecinos se quejan que se utilice el campo de fútbol del Colegio Rosalía de Castro (que no es familiar mío) para almacenar farolas, bancos y otros enseres del mobiliario urbano viejos o inservibles. También NECSO utiliza los vestuarios de esas instalaciones para almacenar los equipos y útiles propios de su trabajo. Siempre quejándose. Y por nada. Por un campo de fútbol inutilizado.

Parece como si los vecinos no supieran que vamos a hacer una nueva ciudad deportiva. Lo que van a sobrar en Getafe son campos de fútbol. Y hasta uno de golf vamos a tener. En realidad lo que mejor funciona es lo que se privatiza. Así llegaremos a la ISO-9001. La limpieza, cultura, la juventud, la …, incluso si me apura el urbanismo, todo mejor privado. He de decirles que lo único que funciona bien, de momento, es el equipo de fútbol de primera que tenemos y que privatizamos hace unos años. Ya vendrán más éxitos en otras facetas.

Sepan ustedes, querídisimos señores, que la IWA4 no puede ser un fracaso en la capital del sur. Queremos ser un gobierno confiable, con C mayúscula de confianza. Pretendo ser fiable y lo seré. Durante estos días cumplo venticinco años como alcalde, y cuatro más como cargo electo. Valga eso como aval. Yo les sugiero que vengan a finales de julio, cuando la gente está más alegre, pensando en las vacaciones, bueno, ya saben, en verano hay menos moviditas ciudadanas. Y pelillos a la mar.

Atentamente.

Su Excelencia Pedro Castro Vázquez

Alcalde de Getafe