Tras el nombramiento del nuevo papa de la iglesia católica, Francisco I  (de Argentina), de su amor por los menesterosos y la advocación de su «reinado» en la tierra al pobrecillo de Asís, rescatamos de la hemeroteca esta noticia publicada por el periódico conservador La Epoca. España estaba gobernada  por el Directorio Civil al frente del cual se encontraba el dictador  Miguel Primo de Rivera. El ejemplar «pasó la censura», como era norma, aunque la noticia quedó finalmente en nada.


«En el palacio episcopal se celebró ayer tarde, bajo la presidencia del prelado doctor Leopoldo Eijo, la segunda reunión de la Junta Nacional del VII Centenario de la muerte del Pobrecillo de Asís, San Francisco. Asistieron S. A. la Duquesa de Talavera *, la Princesa de Hohenlohe, otras damas aristocráticas y los ministros de las Ordenes Terceras.


Se trataron, con gran interés, ¡temas tan importantes como la celebración del tercer Congreso Terciario iberoamericano, en mayo próximo; la formación de dos grandes peregrinaciones nacionales a Roma y a los santuarios franciscanos de Italia; la realización, en esta corte, de una exposición franciscana, bajo la dirección de la reputada entidad Amigos del Arte, y algunos otros puntos de no tanto relieve.


Con especial entusiasmo se acordó la erección de un monumento nacional a San Francisco en el Cerro de los Angeles. Consistirá en un monumental y artístico Vía Crucis, rematado por un facsímil de la pequeña iglesia Porciúncula. Este monumento será costeado por los hijos y devotos de San Francisco.»


LA ÉPOCA. Viernes, 28 de enero de 1927




El monumento evidentemente no llegó a convertirse en realidad. La penuria económica, las fluctuaciones de la libra y la peseta, y la crisis del 29 acabarían por recluir la idea en amarillentas  hemerotecas. El antiguo monumento, construido frente a la ermita de la Virgen de los Ángeles, fue consagrado al Corazón de Jesús en 1919 por Alfonso XIII.  El grupo escultórico «Humanidad santificada»,  en la ilustración superior, es obra de Aniceto Marinas y ahí aparece el «santo de los pobres» con su característica capucha. Aquel monumento fue destruido durante la guerra civil. En la réplica construida durante el franquismo,  también aparece «el poverello de Asís»,  en un grupo escultórico similar que su autor, Fernando Cruz Solís,  renombró como «La iglesia triunfante».


– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –


* El Ducado de Talavera de la Reina es un título nobiliario concedido por el Rey Alfonso XIII, el Africano, a  Doña María Luisa de Silva con motivo de su boda con el infante Fernando María de Babiera y Borbón, viudo de la hermana del Rey, María Teresa de Borbón y Habsburgo. De ahí que siendo solo duquesa utilice el protocolario S.A. (Su Alteza)