Los esclavos negros brasileños, influidos por los indígenas nativos, empezaron a practicar la capoeira,  un arte marcial que combina la música, la danza y las acrobacias. En el vídeo se puede ver una exhibición del Gimnasio Dokyo de Calpe con el mar y el impresionante Peñón de Ifach como telón de fondo.