Las «buenas» (o magníficas) relaciones entre concejales socialistas del Ayuntamiento de Getafe y constructores adjudicatarios de obras municipales no se limitan al caso de José Antonio Serrano sentenciado por el Tribunal Supremo sentenciado como un caso de corrupción política. Desde aquellos lejanos días son innumerables las «relaciones comerciales» entre ediles y constructoras adjudicatarias; algunas ya desaparecidas por su mala gestión y –según la rumorología local- por la «voracidad municipal», como Construcciones Técnicas Herba SA, hasta casos más recientes como Construcciones y Promociones García, SL. En medio del camino, desahuciadas por los juzgados o las deudas, han quedado, además de Herba, algunas más. Y es que parece que lo que tocan los socialistas, primero se convierte en negocio redondo para acabar en la «quiebra». Será mal fario o brujería.

Ya en aquélla misma época el concejal delegado de Urbanismo, Jesús Neira Salazar, y otros como José Luis Rivas Cabezuelo, adquirían chalets, locales y plazas de garaje a estos constructores adjudicatarios de numerosas obras municipales; ¿Quién no se acuerda de Herba? Muchas calles de Getafe son, todavía, y han sido testigos mudos de las chapuzas de Herba: Calle Madrid, Av. de las Ciudades …. Hasta el mismísimo alcalde ha sido «víctima» de esa promiscuidad entre políticos y constructores; en julio del año 2000 adquirió una vivienda de 189 metros cuadrados construidos, al cincuenta por ciento con su esposa, domicilio actual y habitual del primer edil a pesar de los rumores, en el edificio de la calle Manzana (en el centro neurálgico de la localidad) promovido por Construcciones Herba, SA. Ahí mismo, también, tiene un local de 100 metros y una plaza de garaje su compañero «de fatigas» Jesús Neira.

Otro caso de las «amigables» relaciones entre constructores y concejales socialistas lo ha protagonizado en la última legislatura el responsable de Urbanismo, sucesor de Neira en el sillón de las recalificaciones, Francisco José Hita Gamarra. Este edil adquirió a Construcciones y Promociones García, SL dos viviendas en el centro de Getafe. El primero, un piso en la planta segunda de un edificio situado en plena calle Toledo con entrada por la calle Hormigo, con una plaza de garage y 126 m² construidos. Fue adquirida cuando el ex concejal permanecía casado. Tras su separación el año pasado, pasó en escritura pública a su ex mujer. Esta vivienda está totalmente pagada.

La segunda vivienda adquirida por el ex delegado de Urbanismo a García es un atico de 271 m² (doscientos setenta y un metros cuadrados construidos) en pleno centro de Getafe (C/. San Vicente). Esta vivienda está gravada con una hipoteca de 20 millones de pesetas. Un auténtico chollo.

Las relaciones de José Luis García con los ex concejales socialistas viene de lejos, de cuando Neira ejercía de Delegado. Ya en el año 1993 aparecía una noticia en el diario ABC (véase la imagen) en la que el PP de Getafe denunciaba que «Una constructora comenzó una obra un mes antes de adjudicarse», en la que se acusaba a Construcciones y Promociones García de iniciar las obras de reparación del Colegio Público Miguel de Unamuno para acondicionar la sede de la Policía Local (ubicación donde está hoy) el día 10 de febrero de 1993 y , verificado mediante acta notarial, las obras no se adjudicaron hasta el 4 de marzo. El concejal de Urbanismo era Jesús Neira Salazar, que tras negar los hechos afirmó –refiriéndose a los concejales del PP- «no saben cómo salir en los papeles».

Tres años después, recién dejada la concejalía de Urbanismo y siendo diputado regional y miembro de la mesa de Urbanismo, se constituyó la empresa Luna de Madrid SL en la que figuran el constructor y otro ex concejal (José Luis Rivas Cabezuelo). Tres años después, nada más dejar el cargo de diputado, «aparece» como administrador «superpoderoso» de esa sociedad (vale la firma de dos administradores, siempre y cuando uno de ellos sea Jesús Neira); he ahí al cabo del tiempo: ex concejales y constructores socios.

Construcciones y Promociones García SL es una sociedad familiar, auditada y uno de los principales adjudicatarios de obras municipales. Su administrador también ha sido adjudicatario a través de la citada o de otras sociedades de suelo municipal para viviendas, hoteles y residencias de la tercera edad. Un auténtico imperio bajo el socialismo ¿familiar? Jesús Neira y este constructor figuran pública y conjuntamente como administradores en cinco empresas. Demasiada promiscuidad. Demasiada duda.

Artículo publicado en la revista Observador
Getafe (Madrid), noviembre de 2003