Lo peor de la nueva aplicación del Getafe CF para ligar y… reproducirse, además una idea de mal gusto copiada Tinder, la de ‘citas ardientes’, es que los hackers se lo monten también y, finalmente, se difundan los datos personales de los cuatro que van al Coliseo y pretendan, encima,  echar una canita al aire, como ha pasado con los ‘infieles’ de Asley Madison.

En el vídeo de promoción colgado en youtube —una auténtica bazofia cinematográfica y social— se pueden ver escenas grabadas durante el último partido en el Coliseo con las gradas prácticamente vacías; casi con más actores y, sobre todo, actrices, que aficionados. Al final, la vieja echa una miradita para ver si viene alguien antes de ‘encerrarse’ en el cuarto de contadores con el ‘musculitos’. Hay que ser estúpido: promover que las ‘milf’  o, más bien, maduras y viejas se escondan en el cuarto eléctrico (con el peligro que supone)  para ‘pillar’ con el mulato. Los que  hacen estos vídeos son, no podemos calificarlos de otra manera, retrasados mentales aficionados al porno light.

¡Que ocurrencia más zafia la de Ángel Torres o de sus asesores en ‘mas media’! ¿Sería posible revivir los tiempos analógicos del Lovely Club en un mundo digital..? Y eso, con la mirada puestaen las posibles ‘presas’ y los 22 majaretas —unos corriendo para acá y otros para allá— que se empeñan en arrear patadas a un cuerpo casi esférico hueco, —la pelota—, e   intentando traspasar los tres palos del rival. El objetivo [fundamental] es,  ya lo sabe el lector, meterla como sea.