El pasado día 22 de agosto, apenas unos días después de hacer pública la declaración de bienes que los ediles de la anterior corporación habían firmado en el año 2010, la web del Ayuntamiento de Calpe publicó la declaración de bienes de los concejales cesados y la de los electos tras el veredicto de los comicios del pasado mes de mayo. Además de los que ya citábamos en la anterior entrada, y que siguen siendo concejales, es curioso reseñar la declaración de los que no teníamos datos como la del  nuevo alcalde.
César Sánchez Pérez, alcalde de Calpe, declara no tener propiedades inmobiliarias y poseer otros bienes por valor de 13.000 euros; reconoce unas deudas de 42.000 euros y unos ingresos por actividad [política, claro está] de 63.500 euros. Ustedes juzgarán. ¿A todos los políticos les da por lo mismo? ¿Manirrotos o mentirosos? Ahí lo dejamos.
Antonia Avargues Pastor, cabeza visible de Independientes de Calpe-Los Verdes (Independientes Calp-Verds) ya era concejal de la anterior corporación y compañera del  exalcalde Ximo Tur en el nacionalista Bloc, aunque no teníamos datos de su patrimonio; Antonia Avargues se escindió antes de las elecciones de su antiguo partido el Bloc, y montó -maniobra muy popular entre los políticos calpinos-, su propio partido. En su declaración de bienes firmada en el año 2010 y publicada en la web del Ayuntamiento de Calpe  se remitía a  los datos de 2007, asegurando que no habían sufrido alteración desde entonces. Ni poco ni mucho, y no sabíamos si eso era bueno o malo. Ahora sí tenemos las cantidades y podemos hacer alguna valoración.
La lideresa de los independientes de Calp ha declarado propiedades inmobiliarias por valor [catastral, ojito] de 527.321,73 euros y otros bienes por valor de 240.312,10, ni un euro de deudas y remuneraciones por actividad [anual] de 33.780,47. En resumidas cuentas: 767.633,83 euros. Lo importante de esta declaración es que, como en otros muchos casos de la corporación calpina,  Antonia Avargues Pastor es administradora de dos empresas. Una relacionada con el comercio [Avargues Comercios, SL] y la otra… ¿se imaginan? Si… Una empresa inmobiliaria y constructora [Avapas, SL]. Pero, ¡vamos a ver!, cuando se reúnen los ediles del municipio, dígannos: ¿se trata del Pleno de una Corporación Local o de una Asamblea rutinaria y periódica de la Asociación de Promotores y Constructores de Calpe y alrededores? Es que parece de cachondeo.
Francisco Javier Morató Vives [en la ilustración superior], concejal líder de APPC, protagonista igualmente de una secesión de su anterior partido el PP y alcalde de la localidad durante doce años, presenta una de las declaraciones de bienes más curiosas de los miembros de la corporación de este municipio de la Costa Blanca. De su declaración anterior en 2010 a esta nueva de 2011,  hay que destacar que se ha gastado, o los ha perdido jugando a la lotería, los 30.312 euros que poseía como otros bienes; ahora solo le quedan mil eurillos. Y como no tenía ninguna propiedad, es posible que con el tiempo podamos verle pidiendo limosna en la puerta del hotel y supermercado Solymar, tras quitarle el puesto a la gitana titular de la esquina.
El problema de esta declaración es que, siendo falsa por supuesto, aunque no se haya encontrado el dinero, es un insulto a los vecinos de Calpe y a los que, de alguna manera pagan impuestos  en esta localidad alicantina. Francisco Javier Morató fue alcalde de Calpe durante los años más productivos y dorados de la burbuja inmobiliaria, diseminando por el término municipal, y en especial por la primera y segunda linea de playa,  aberraciones urbanísticas difíciles de justificar con una mirada inocente. Francisco Javier Morató Vives está imputado en el sumario de las Basuras de Calpe que instruye el juez de Denia,  capítulo calpino del caso  Brugal que ha apestado con su olor putrefacto y corrupto a una parte de la Comunidad Valenciana.
La actual compañera de Francisco Javier Morató en APPC, Ana Isabel Perles Ribes  declara propiedades inmobiliarias por un valor [catastral] de 452.000 y otros bienes por valor de 8.000 euros. Sus deudas ascienden a 53.000 euros y los ingresos por actividad el año pasado lo mismo: otros 53.000 euros.
Pedro Jaime Fernández, del que ya escribimos en la entrada anterior, exmilitante del PP y único edil de «Gent de Calp» sigue tan ricamente,  con el mismo patrimonio inmobiliario [3.150.000 euros de valor catastral] y las mismas deudas, aunque se ha fundido de una declaración a otra 102.000 euros, además de los 55.000 de ingresos por actividad. Y es que las campañas electorales son caras.
Pero sin lugar a dudas, al que peor le ha ido durante este último año es al último exalcalde de la localidad, José Joaquín Tur y Ciscar [Bloc],  al que solo le quedan bienes inmuebles por un  valor catastral de 70.000 euros y otros bienes por valor de 59.000 euros. En la que hizo en 2010, el saldo final, sumando propiedades y otros bienes menos las deudas, ascendía a 696.2000 euros. En resumen, que haciendo de alcalde en los últimos tiempos, el pobre, ha perdido 567.000 euros. ¡Eso sí que es sacrificarse por el pueblo!; y menos mal que estuvo poco tiempo. Total, para que no te voten y, perdido el prestigio y el pecunio, te tengas que marchar con el rabo entre las piernas. ¡Qué cruel es la vida a veces.., si fuera cierto!