La noticia del día en Getafe, con amplia repercusión en la prensa nacional, han sido las pintadas aparecidas en la Casa del Pueblo de Getafe (sede del PSG) en la madrugada del sábado al domingo. Anteriormente, hace algunos meses, también fueron atacadas con graffitis amenazantes las sedes del Izquierda Unida y del Partido Popular, pero no se palpaba en el ambiente la tensión que sufre hoy en general el país, y así Getafe también, por culpa de la ansiedad o síndrome democrático del poder; unos, los que lo tienen y no lo quieren perder, y otros, los que lo perdieron y lo quieren recuperar.

Faltan 75 días para las elecciones municipales. Y se masca el ambiente como si fuera un queso manchego, espeso y crudo. La cosa pública está que arde. La policía municipal de Getafe se ha convertido en un órgano represor por orden del señor alcalde. Se ponen multas al autobús de la competencia, a los vecinos de Vientos del Sur que distribuyen sus pobres octavillas anunciando su candidatura electoral, y a los militantes del PP que cargados con la correspondiente bolsa de almacén de ropa llena de panfletos, distribuyen de forma casi clandestina a diestro y siniestro las propuestas del candidato popular. La policía tiene más trabajo que nunca.

La libertad de expresión tiene sus límites, y entre ellos no caben las amenazas y las pintadas. Pero tampoco es decente que el gobierno municipal de Getafe impida ese derecho constitucional mediante la coacción económica, a través de las multas, y la persecución policial a los vecinos más modestos, los que no pueden disponer de campañas millonarias como las que gasta el alcalde con el dinero de todos.La fotografía de El País, publicada en la sección de Madrid a blanco y negro, está tomada por Uly Martín y bajo ella se puede leer el pie de foto que asegura «Un viandante observa las pintadas efectuadas en la fachada…»

El Mundo, por su parte, y aseguremos que ambos medios no comparten fotógrafo ni linea editorial, inserta una fotografía a color en su sección de nacional tomada por Jaime Villanueva. Cuando Jaime, el fotógrafo de El Mundo, se dispuso para la instantánea, qué mala suerte, el mismo viandante de la fotografía de El País se volvió a cruzar por la lente de la cámara.

En la última fotografía, del gabinete de imagen del PSM suponemos, desconocido el autor, aparecen en comitiva Rafael Simancas, Pedro Castro y algunos concejales socialistas de la localidad y alguno también que quiere serlo. Dos detalles. Primero, a la comitiva de Simancas le falta el componente femenino. ¿Qué pasó con la cuota de hembras socialistas en el recorrido por Getafe de ayer lunes? ¡Qué torpeza, Rafa! No hay ni una. Y segundo, leche, si aparece el desconocido paseante de El País…

En el Barrio de Las Margaritas sí sabemos quién es ese hombre. Se trata de Victoriano Gómez, asesor no-se-sabe-de-qué para la alcaldía y Secretario de Organización del Partido Socialista de Getafe, el «blanco», que no mirlo, nuestro de Getafe. Qué pena. Qué lástima. El pobre hombre, por añadirle un adjetivo, pues bien se lleva sus buenos duros por no-se-sabe-qué-coño-hace en la casa consistorial, anduvo mucho la mañana del domingo haciendo él mismo de «atrezzo», calle Cuenca arriba, calle Cuenca abajo. ¡Y dale a la cámara chico!

————————————-
Publicado como Pepito A. Serrín en el blog Getafe Exprés

2 COMENTARIOS:

Perezoso dijo…
Muy buenas.¡Bienvenido a la Blogosfera Getafense! La verdad es que es increible la cantidad de personas que difundimos nuestras ideas y preocupaciones por la red, hace un tiempo en «http://podercostra.wordpress.com» conté unos 28, y en los últimos días han aparecido un par más.Muy bueno lo de «leche, si aparece el desconocido paseante de El País…». Os seguiré en cada post.Saludos.
12 de marzo de 2007 15:48


andran dijo…
He puesto un link a vuestra página desde mi blog.www.sinestrellas.blospot.com
15 de marzo de 2007 6:54