Nunca digas nunca jamás. Será mentira. Lo contrario sería darle la razón, sin tenerla, al primer edil de nuestra ciudad. Ante la campaña desatada por Castro con su «Nunca más» al sistema de gestión de El Bercial tenemos que reclamar la atención no sólo de la máxima autoridad sino del resto de vecinos. El Bercial no es el Prestige, todo lo contrario; la Junta de Compensación de El Bercial es fruto del consenso social y político. Y técnico: es preciso subrayar que toda Junta de Compensación está «tutelada» por el Ayuntamiento y que todos los trámites administrativos y de planeamiento tienen su correspondiente aprobación en el Ayuntamiento de Getafe. Así, cuando se entreguen las únicas viviendas protegidas que se acabarán en esta legislatura (Bercial y Perales del Río) tendremos que felicitarnos todos: los políticos, los técnicos, las cooperativas y los vecinos.

El «nunca mais» de los gallegos, en boca del alcalde y de sus socios de Izquierda Unidad para desprestigiar un buen sistema (que ha funcionado muy bien para las cooperativas de viviendas y para los vecinos) suena a cachondeo; a querer resucitar muertos urbanísticos que faciliten el «populismo» de corto plazo y que como la deuda pública vence; y antes de que termine la legislatura.

Este debate, que se produce en las alturas políticas (y técnicas) del Ayuntamiento de Getafe, se vive en el pueblo con desconcierto. Mientras el Boletín Municipal dice que las Viviendas de Los Molinos y Sector 3 son ya una realidad, que el Plan General bendice los nuevos barrios, el concejal de Urbanismo sale en Telemadrid y dice que el Plan General no está aprobado. ¡A ver si se ponen de acuerdo!; desde fuera, el ayuntamiento de Getafe genera la sensación de desgobierno, de falta de rumbo, de tapar temas con proyectos caducos, de acumular mentiras,
….

El Alcalde, en un intento de gobernar la crisis, advierte a los vecinos del riesgo que cometen algunos ciudadanos al ingresar dinero en las cooperativas para los nuevos barrios sin especificar que hay cooperativas y «cooperativas». Que, al margen de esas importantes comillas, el alcalde sabe que el objeto social de las cooperativas (figura del ordenamiento económico-legal muy importante a nivel nacional y sobre todo local) es la de promover viviendas para sus socios. Y no hay manera mejor de hacerlo que adquiriendo terreno: y para ello hay que poner dinero. No hay otra forma.

Otra cosa es quién forma parte de la cooperativa, cuáles son sus objetivos transparentes y quién la gestiona. Nuestro alcalde no habla claro. Hay que decir que no se puede poner a la zorra a guardar las gallinas. Y eso es lo que pasa. Si el nuevo gestor de cooperativas es PSG, siglas de Propietarios de Suelo de Getafe (empresa en la que participa un conocido intermediario de terrenos), si en los consejos rectores hay familiares directos de propietarios de suelo, familiares de concejales…, todo el mundo entenderá que se trata de un ardid, una estrategia que busca subir el precio del suelo y llevarse las comisiones, quedarse con el trabajo de las empresas gestoras y … desacreditar un sector con unos resultados impecables en Getafe. Pobres gallinas…

Pero el alcalde, metido en faena –como en sus tiempos mozos- se suelta la melena, y le dice a Esperanza Aguirre que quiere hacer los nuevos barrios por el sistema de expropiación y para ello propone que sea el Consorcio Getafe Norte el que los desarrolle. Y piensa en utilizar las plusvalías generadas a costa de los vecinos de este barrio para expropiar los Molinos y Buenavista. Lamentable. Esas plusvalías deben utilizarse en beneficio de los propios vecinos. Getafe norte es un barrio que necesita bastantes equipamientos sociales. Esas plusvalías también se podrían utilizar para pagar parte del puente que unirá Carrefour con El Corte Inglés, en vez de pagarlo con dinero público del resto de getafenses.

El Consorcio Getafe Norte no puede ser ejemplo de nada. De nada. Es el responsable de la subida del precio de las viviendas con el último concurso (más bien subasta, en contra de la Ley) de «la plaza de toros» donde en un solar dotacional se ubicarán 200 nuevas viviendas no previstas en el Plan Parcial.

El Consorcio Getafe Norte aún cuenta con flecos legales y económicos importantes con Hacienda, con promotores y vecinos del barrio. Por no haber hecho, ni siquiera ha pagado aún a algunos propietarios que ganaron en los tribunales un justiprecio superior a las 8.000 pesetas metro. Genial. Seguiremos pagando intereses.

Los Consorcios Urbanísticos han sido denunciados públicamente por promotores y gestores como «ventanillas» políticas en las que se pedían «entre 500.000 y 600.000 de las antiguas pesetas por vivienda». Sin comentarios.

Y por último, como el alcalde no se entera, tendremos que decirlo. El Consorcio Getafe Norte (al igual que el de Leganés Norte) estaba gestionado por Pedro Gómez Blázquez, dicen que amigo de Leguina y al que Gallardón dejó hacer. El alcalde de Getafe y la Comunidad de Madrid deben saber que este señor está implicado directamente en empresas que se dedican a gestionar viviendas, urbanizar, etc.. Pedro Gómez puede presumir de ser más listo, incluso, que el otro. Participa como administrador en diez empresas, de las cuales 8 tienen por objeto el negocio inmobiliario; y una UTE (también inmobiliaria). El capital social de las empresas inmobiliarias en las que participa es de 6.244.499 euros. La mayor parte de ellas constituidas entre mayo de 2002 y septiembre de 2003. Con conocidos socios en Getafe y Leganés (incluso algunos han recibido adjudicaciones de los consorcios… ). Alucinante. ¿Otra zorra guardando las gallinas?
Nuestro alcalde, como un viejo luchador, ha perdido el sentido de la orientación y del equilibrio, intentando imponer su opinión sólo con el aval de una dilatada carrera. Que no es poco, pero que necesita como todo en la vida, la tranquilidad y el sosiego de etapas nuevas y diferentes. Podría llegar el momento de que se produzca un relevo generacional, necesario para él que podría ocupar otras responsabilidades de «mayor altura», incluso la de defender los intereses de la zona sur madrileña en la Europa de las Regiones. Getafe, ya, necesita otro alcalde.

Artículo publicado en la revista Observador
Getafe (Madrid), diciembre de 2003