Bob Esponja es una esponja marina que vive en Fondo Bikini,.. “en una piña debajo del mar, Bob Esponja, Bob Esponja,.. su cuerpo absorbe sin estallar, es el mejor amigo que podrías deseaaar, ¡Bob Esponja!... En ese paraje submarino indeterminado discurren las ingenuas aventuras de este personaje, junto a su mejor amigo, Patricio, una estrella de mar rosada, algo gordito y más «mongolo» que el mismo “prota” de los dibujos, y su vecino Calamardo [Tentáculos], un cefalópodo con un poco más de cerebro y muy mala leche [tinta].

Hasta hace unos días, Bob Esponja se dedicaba solo a servir las mejores búrguer-cangre-búrguer de Fondo Bikini y a soportar la extraordinaria bobería de su amigo Patricio. La ternura, o despiporre, que inspira este «chico esponja» en niños, jóvencitos, incluso en personas mayores, hizo que recibiera, sin el preceptivo permiso de Neptuno, una invitación para pasar unos días en Ciudad Avión, acompañando al candidato a alcalde de los Peces Pescados. Aquí arriba, hay elecciones.

Bob Esponja se lanzó a la aventura al mando de un barco pirata. Los niños de Ciudad Avión, y sus papis, objetivo principal de la misión, -suponemos-, se iban a enterar de lo malo que hay y de lo bueno por llegar. Los Peces Pescados, los de aquí arriba (también conocidos por sus siglas PP. PP.), están obsesionados con la receta de las sabrosas cangre búrguer que los Peces Rojos de esa populosa ciudad despachan en el Nuevo Krustáceo Crujiente, la franquicia propiedad de Don Cangrejo, líder de los Peces Rojos desde que la mayoría de los seres de esta ciudad tiene uso de razón.

Su famoso restaurante de la plaza de la Constitución lleva, precisamente ahí, más de treinta años sirviendo su famoso menú especial, el “happy cangre búrger” con una receta súper secreta que solo conocen Don Cangrejo y, por supuesto, el personaje principal de esta historia, Bob Esponja.

El Pez Gallo, rival de Don Cangrejo, jefe de los Peces Pescados y dueño de la competencia del Crustáceo Crujiente conoce perfectamente lo que estableció Arquímedes en la antigüedad, que un cuerpo total o parcialmente sumergido en un líquido, recibe un empuje hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja. Y así, convencido, se lanzó de cabeza, como caído del cielo a una ciudad que parece una piscina sin agua por la cantidad de ellos que se han tirado y se han estrellado en el fondo pintado de azul. Como recién llegado, a pesar de los fracasos anteriores, intentará hacerse con la misteriosa fórmula de las famosas hamburguesas de Fondo de Bikini para venderlas, primero, en el chiringuito que ha abierto en la calle principal de la ciudad y, luego, quizás, en la misma plaza de la Constitución.

¿Quién llamó a Bob Esponja? No se sabe si fueron primero los Peces Rojos o los Peces Pescados, pero lo cierto, inevitable y trágico [en el argumento de esta historia] es que finalmente –es posible que debido a la estulticia del pobre Patricio– fue reclutado por los Pescados para la batalla final por el gobierno de Ciudad Avión, también conocida como la “estrella del sur”.

A Bob Esponja lo recibieron con alborozo. Los Peces Pescados estaban felices. Había esperanza; lejana, pero esperanza. Al principio, los nuevos Pescados, su líder Pez Gallo y su grupito de  incondicionales, se habían trasladado a Ciudad Avión como quién va de vacaciones, ataviados con sombreritos tipo «señorito andaluz» de  jipijapa, ropa ligera y estrechita a la última moda, marcando un estilo fresco y rozagante en la política de ese suburbio terrestre. Habían asolado, literalmente aniquilado, al anterior grupo dominante de los Peces Pescados, que aunque divididos en facciones representaban el universo autóctono de esta especie a nivel local desde tiempos inmemoriales. Ni la política ni la ecología son lo que eran. La democracia es una ilusión.

Sin oposición interna, los Peces Pescados se reunieron para organizar un plan y conseguir la receta secreta de las cangre búrguer que triungan entre los habitantes de la “Estrella del Sur” desde hace casi treinta años. ¿Cuál es el secreto del viejo cangrejo?¿Qué ingrediente especial introduce en esos deliciosos bocadillos? ¿Será un ardid, será maña, añagazas? ¿Será una ilusión? ¿Será la experiencia?

Al instante mismo, o casi, los Peces Rojos supieron que ese «Bob Esponja» que había llegado a Ciudad Avión era un suplantador, un usurpador, un imitador, una esponja más falsa que un duro de madera y que, además, no conocía la ansiada  fórmula de las cangre-búrguer. Menudo impostor. La aventura de Bob Esponja, metido en política a su pesar, acabó con el apercibimiento de Neptuno a los Peces Pescados por el uso indebido de una propiedad ajena. Pero, hombres de dios o, bueno, por su mala cabeza, pescados sin cerebro, cómo se atreven…

¡Ay!, si los auténticos liberales levantaran la cabeza,.. no la esperanza que les mantiene, no; los de verdad. He aquí ahora, arriba, lejos del fondo marino, que ni los de derechas respetan los derechos; ni siquiera el consagrado a la propiedad [intelectual] que deberían defender según su presunta ideología, con más o menos entusiasmo,  alejados de la piratería y el oportunismo. ¿Quién fue el espía que avisó a los Peces Pescados que los Rojos tenían previsto una fiesta con el famoso personaje? ¿A quién, para fastidiar a Don Cangrejo, se le ocurrió disfrazarse de una esponja estúpida para pedir el voto? ¿Se trata de una campaña electoral o de una fiesta infantil, un carnaval, una serie de majaderos y necios personajes de dibujos animados?

Imaginen al jefe supremo de los Peces Pescados, no al que han destinado a la «Estrella del Sur», no, el que navega aún por el mar de Génova,…”oigan, ustedesss, si ustedeshhss, leñe, ¿por qué no nosss votan..?; no sean tontosss de.., a sus hijosss lesss, encanta, les divierte y les hashe musha gracia».

Y Patricio, detrás del Pez Gayo: —Oye, Bob, amigo, ¿lesss votamosss?

——————————————————–
Bob Esponja [Pantalones Cuadrados] es un personaje creado a finales del siglo pasado por el estadounidense Stephen Hillenburg, animador y biólogo marino. La empresa titular de una parte de los derechos de explotación comercial del famoso personaje ha tenido que intervenir para que no se siga usando a Bob Esponja con fines partidistas, y sin acoquinar; o si se prefiere, sin soltar la gallina, o ¿era sardina?