Es poco, demasiado poco; pero no podemos concebirlo de otra manera. Se trata de un blog exclusivamente de verano. Un blog de periodicidad anual, calpino, de marcado carácter agosteño y, con suerte, si las vacaciones se alargan, algo juliano. Dede el verano del 2009 no lo actualizábamos. Es mucho. Pero no tiene remedio. Ahora, con esta entrada, empieza su edición de 2010.
Textos y fotos refrescantes que fueron tomadas como aperitivo en el mes de mayo de 2010. La invasión pacífica de la playa del Arenal por parte de la colonia  de gaviotas sigue de manera inexorable.
Empezamos, de nuevo, a vigilar desde nuestra atalaya.