La Sociedad España de Amigos del Árbol cumplió su promesa y volvió, al año siguiente, a realizar una nueva plantación de árboles. Hace ahora, 99 años. Favorecida por un espléndido día otoñal, de cielo puro y sol fuerte, la segunda fiesta del árbol en el Cerro de los Ángeles se celebró el domingo 30 de noviembre de 1913.

A la fiesta asistieron por primera vez los exploradores de España y repitió el batallón de María Cristina, ambos con sus respectivas bandas de música, los alumnos del Colegio de los Escolapios y los niños de las escuelas pública de Getafe, además de numerosísimo público.

La fiesta contó con la presencia del presidente de la Sociedad de Amigos del Árbol, José Sánchez Guerra, que acababa de ser nombrado Ministro de Gobernación hacía apenas un mes. Igualmente acudieron el también recién nombrado Ministro de Fomento, Francisco Javier Ugarte y Pagés, el alcalde de Madrid, vizconde de Eza, así como el alcalde de Getafe, el párroco de la Magdalena, el Juez de Instrucción y el resto de  autoridades civiles y militares de la localidad..

Por la tarde, acabado el almuerzo y realizada la plantación, varios aviadores del aeródromo de Cuatro Vientos, realizaron «preciosos y arriesgados vuelos de aeroplanos sobre el cerro», siendo acogida su presencia con infantil algarabía.

La brillantez del acto pretendía explicar la finalidad de la Fiesta del Árbol y la conveniencia de propagarla por todos los pueblos de España. Los árboles nos sobreviven.

————————–

La fotografía que ilustra este recordatorio fue publicada por la revista Nuevo Mundo el día 4 de diciembre de 1913. El original, del cual la hemos reproducido, nos lo ha facilitado nuestro amigo Manuel Fernández.