“Y, cuando atravesaba los campos, supe cómo es la soledad del corredor de fondo, y me di cuenta de que para mí esta sensación era lo único honesto y verdadero que había en el mundo, y comprendí que esto no cambiaría nunca.”

LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO. Alan Sillitoe.
 

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Ignacio González, acordó la semana pasada cesar a José L. Moreno Torres como Director General de Empleo de la Comunidad de Madrid.

El que fuera portavoz del grupo de concejales del PP en el Ayuntamiento de Getafe y varias veces contrincante de Pedro Castro en los comicios municipales, dejó el ámbito municipal en julio de 2007. Desde esa fecha ha ostentado los cargos de Director de Infraestructuras de la Consejería de Educación la Dirección General de Empleo de la Comunidad de Madrid. La reestructuración del gobierno regional, tras la marcha de Esperanza Aguirre, ha dejado a Moreno en situación de «disponible en cuartel».
Moreno, no era —políticamente hablando— del sector de Esperanza Aguirre y de Ignacio González, ni mucho menos, sino más bien, del contrario.

Desde sus inicios en el PP allá por los años 90, con un aspecto mucho más [digamos] liberal hasta su imagen actual de escritor progre, que pone en su boca poemas y citas de Sartre, hay toda una aventura política que ha desarrollado en paralelo con sus otras motivaciones más íntimas, como si tuviera que vivir a la fuerza en una dicotomía permanente, en dos universos paralelos en los que representan valores si no lejanos, a veces disociados.

El que fuera líder del «lado oscuro» del PP getafense ha publicado dos libros y mantiene el blog Cuando el silencio me llama; no encontró nada más parecido al título de la obra de Alan Sillitoe. De ahí hemos recogido las citas que ha plasmado los días anteriores y posteriores a su destitución como alto cargo de la Comunidad de Madrid. Muestra su posición, a punto de desfallecer, coqueteando con la soledad del corredor de fondo, aunque solo sea para renacer rodeado de amigos y seguidores —la mayoría virtuales—, no necesariamente afines, incluso falsos. Se muestra más individualista, desesperanzado por el colectivo, queriendo ampararse en su círculo más restringido, la familia y los que le sienten. ¡Es lo que tiene la política profesional! Un día estás ahí celebrando la publicación del nombramiento, incluso el cese, y, en otra infausta jornada, te encuentras relegado, falto de confianza, renegando incluso de la conveniencia de lo que haces o de lo que no haces …

——————————————

Miércoles, 10 de octubre de 2012
Llevo dos días sin correr. Los acontecimientos me pueden y hoy ya no aguantaba más. Creo que esta carrera me ha venido genial y que al menos me ha hecho descargar algunas tensiones. 11.35 km. 1h:00:05

Viernes, 12 de octubre de 2012
Sólo puedo decir que era necesario, que me era vital hacer el running de hoy junto a mi hermano/primo Clemente, despejando mente, despejando ideas, desconectando y viviendo una media Maratón, tranquila, a un ritmo cómodo… Extraordinario homenaje a el Abuelo, hoy cumpliría años!!! 21.10 km. 1h:52:52

Sábado, 13 de octubre de 2012
Los caminos se escriben y pueden recorrerse de diferentes maneras, pero la vida de cada uno se la escribe él mismo.

Domingo, 14 de octubre de 2012
He vuelto a subir al Cerro en soledad. Necesitaba estos kms de meditación running y terminar encontrándome con Él. Estos días de running están siendo más necesarios en lo espiritual que en lo físico… 12.55km. 1h:07:40
Personas… La fuerza se genera caminando, nunca sentado.
La vida es un camino y de cada paso que damos al recorrerlo dejamos marcada una huella. Lo peor sería andar sin dejar ninguna marca en el suelo.
Lunes, 15 de octubre de 2012
Dice Sartre que… «Yo no soy el que he hecho de mí; soy el que he hecho a partir de lo que han hecho de mí.»

Martes, 16 de octubre de 2012
Posiblemente lo mejor de uno mismo lo dejamos dónde no se merece.

Miércoles, 17 de octubre de 2012
Running 2012 y… 41: 45 km… uffff!!!
No estoy teniendo unas semanas muy buenas en lo personal, sin duda eso influye en lo deportivo. Curiosamente cuando peor está uno más debería ponerse las zapatillas y lanzarse a correr para ordenar las ideas, pero a veces la fuerza no sala, nos paraliza. Aún así he podido salir tres días y rematar con unos buenos kilómetros. La salida del viernes, junto a Clemente, fue algo más que espectacular: vital.

Jueves, 18 de octubre de 2012
Los hay que intentan constantemente someter a los demás. Los hay que intentan hacer sentir al de enfrente débil, inseguro. Los hay que tratan de humillar al resto por creerse por encima del mundo. No lo consiguen, simplemente pueden intentarlo, nunca hacerlo. Nadie es más que nadie.
Nunca se puede dar nada por supuesto, en el momento que se piense así habrás perdido.

Viernes, 19 de octubre de 2012
No voy a escribir lo que siento; tampoco voy a escribir lo que algunos esperan que escriba porque siento. Simplemente sabrán los que me sienten, cómo me encuentro.
Dice Carl Gustav Jung que…»Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma.»

Sábado, 20 de octubre de 2012
Hasta ahora no me había dado cuenta que tal vez aquello por lo que pensaba y daba mi tiempo no correspondía con lo que me pensaba. En cambio lo que me pensaba no era correspondido con mi tiempo.

Del blog  Cuando el silencio me llama

………………………………………………………….

«En primer lugar, estos funcionarios asquerosos no son tan tontos como aparentan la mayor parte del tiempo y, en segundo lugar, yo tampoco lo soy tanto como para intentar huir mientras corro, porque escaparse y que luego le cojan a uno es un juego estúpido que a mí no me convence para nada».

LA SOLEDAD DEL CORREDOR DE FONDO
 

Alan Sillitoe (1928-2010) está encasillado en la generación de escritores conocida como Angry Young Men (jóvenes iracundos o indignados). Su obra, teñida por el crudo realismo, retrató la vida de la clase trabajadora tras la Segunda Guerra Mundial. En 1958 escribió su famosa novela Sábado noche, domingo mañana, una historia sobre una familia en Nottingham; en 1959 publicó La soledad del corredor de fondo, un conjunto de relato con personajes indignados que escribió mientras residía en Alicante. En total, Sillitoe, que se consideraba más poeta que novelista, escribió más de 50 libros, entre ellos su autobiografía, publicada en 1995 con el nombre de Life Without Armour.