Hace poco, con la visita de Giuliani y su conferencia sobre «liderazgo», hablamos de los «empresarios» que patrocinan eventos con el interés de «lavar» su imagen; y lo que consiguen, por el contrario, es quedar como memos. Difícilmente serían capaces de leer algo más extenso que el texto de un cheque bancario.

Coincidiendo con la visita, también reciente, a Getafe de otro ilustre, y campeón mundial, Fernando Alonso, no hemos podido escapar a la tentación de volver a hablar de lo mismo. Mecenazgo y patrocinio, mezclados, -en este caso- los intereses empresariales con el deporte, el urbanismo con el fútbol, que imprime de forma presurosa, y desde hace relativamente poco tiempo, el administrador de PSG, David Moreno Pingarrón.

Propietarios del Suelo de Getafe, verdadero significado de las siglas, ha conseguido en apenas tres años, poner a prueba a la clase política, de todos los signos y colores, gobierno y oposición, y no sólo de Getafe, Móstoles o Toledo, sino también a los dirigentes regionales. De no «encontrarse» con la Directora General del Suelo, a hacerse el «encontradizo» con la presidenta de la Comunidad de Madrid, con la ayuda -claro está- del presidente del Getafe CF, Ángel Torres. Y ha puesto a prueba, ni más ni menos, a la institución municipal, a los medios de comunicación, a notarios, registradores de la propiedad, cooperativas, cooperativistas, etecé, …

En la foto, los personajes bajaron hasta el césped; y ahí se produce ese remolino de acción, que se percibe tan claro, en torno a las letras que pasea el Getafe por España, y por todo el mundo, Fernando Alonso. Pero casi todo lo que pasa en Getafe, se «cuece» en la tribuna, no en el terreno de juego, del Coliseo Alfonso Pérez. Allí se reúnen al tuntún del éxito deportivo y la «llamada del poder» desde el presidente del club al alcalde, pasando por concejales y exconcejales de urbanismo, hacienda, cultura, gestores de cooperativas, empresarios, testaferros, «picapleitos», la flor de la oposición a nivel local o el gobierno regional …, haciendo coincidir los intereses, sobre todo políticos y urbanísticos, incluso en las visitas de otra notable, Esperanza Aguirre. En la foto, realmente, sólo falta Esperanza. Es el «as» que le falta a la jugada. Como si se tratara de una partida, no un partido, ni dos. El que gana, gobierna. En Getafe y en Madrid.

En la tribuna del Getafe se ha cocinado ya algun plato a la sazón de PSG. Allí mismo, ante la petición de Moreno Pingarrón, la presidenta regional le dijo a Pedro Castro que loca estaría ella para expropiar a una cooperativa, y más si lo que se pretende (o pretendía en Getafe) es adjudicar las viviendas, por el antiguo sistema de la ventanilla política, a… otras cooperativas «amigas». Loca tendría que estar ella. Y loco él, que en realidad es el que expropia.

La irrupción de PSG en el mundo de las cooperativas de viviendas (no sólo en Getafe), apoyado por el presidente del club «azulón» y amparado, por la cúpula socialista local, de dentro y fuera del Ayuntamiento, levantó no sólo ampollas, sino profundas heridas que en algunos casos, -los más cercanos a Izquierda Unida-, siguen abiertas.

Las cooperativas que gestiona PSG (Getafe Capital del Sur * y Getafe Cuna de la Aviación Española) han adquirido suelo en Los Molinos y Buenavista para intentar promover las 2.000 viviendas protegidas que, en su mayoría, tiene «adjudicadas» a jóvenes de Getafe que no han encontrado otra alternativa; o dicho de una manera más cordial para el ayuntamiento que fueron «seducidos» por la gestora con esta solución, una especie de «tercera vía» o nueva concepción del cooperativismo de viviendas: los socios ponen dinero y compran suelo, … Ah, pero, ¿no era esa la idea del legislador? ¿no se trata de eso en realidad? ¿no es la única manera de abaratar las viviendas?. La opción, aunque clara, no ha estado exenta de problemas.

Problemas que se han suscitado, a lo largo de este par de años anteriores, por la osadía de sus gestores en el intento de monopolizar el mercado local de cooperativas de viviendas, alentados o amparados por algunos que veían así la forma de acabar con el «sistema» de El Bercial y colocar a las gestoras «tradicionales» en su sitio, como meras «comercializadoras» de viviendas; y cobrando no más del tres por ciento. Lo que no se esperaba casi nadie, hace poco más de dos años, es que el gobierno de la Comunidad fuera a estar ser tan «distante» de Getafe, después de los buenos tiempos vividos con el «amigo Gallardón«.

El devenir de los acontecimientos desde entonces ha supuesto un auténtico «kaos» social y urbanístico en Getafe. Y para PSG, un abanico tan grande de dificultades que muchos nativos del pueblo se sorprenden, al día de la fecha, viendo a David Moreno triunfar por televisión; él mirando complaciente mientras Ángel Torres entrega a Alonso una camiseta del Geta. El otro que mira, entre nervioso y feliz, es Su Excelencia Pedro Castro que, midiendo la distancia, mantiene una prudencial lejanía (tres cuartos de metro) del emblema que con tanto orgullo pasea el equipo y que algunas veces ha criticado para no parecer cercano.

Sin embargo la actitud de Castro, desde hace poco más de un año (hasta entonces el ayuntamiento y su primer edil habían mantenido silencio «positivo») ha sido arremeter contra PSG, no contra las cooperativas, en un intento inútil por alejarse de unas siglas que pasean el nombre de Getafe por toda España. Getafe es PSG, no es capital del sur; es PSG. Hay gentes malintencionadas que quisieron ver en las siglas una operación de marketing electoral (Partido Socialista de Getafe); pero los que nos gobiernan, o desgobiernan, no son tan listos. Y además Moreno no es socialista, ni mucho menos, aunque cuenta con el apoyo de muchos jóvenes que votan (o podrían votar) PSOE; asunto que demostró publicamente aportando al Ayuntamiento más de 26.000 firmas solicitando el cambio de sistema. ¿Nada ha cambiado desde entonces?

El alcalde y, su delegado de urbanismo, «parecen» empeñados en la «expropiación» por mantener un pulso con el PP, a ver cuál de los dos es más populista en materia de vivienda. Los del PSOE tan liberales y los del PP tan progresistas. En el duelo del mundo al revés que mantienen nuestros políticos, están «pereciendo» los de siempre, los vecinos más jóvenes, los que necesitan viviendas a su medida y a un precio razonable. La vivienda en Getafe ha subido más de 21 por ciento. Y lo publican en los medios locales controlados por los exconcejales socialistas. ¡Tan contentos ellos! En esta legislatura las únicas viviendas protegidas (los últimos pisos a menos de 100.000 euros) que se van a entregar son las de El Bercial, desarrolladas mediante Junta de Compensación y con la participación de todas las cooperativas locales. Y, del resto, todas libres, desde 360.000 euros; como las de El Rosón que mayoritariamente promueven las empresas ligadas a los mismos que celebran la subida. Es curioso, El Rosón también se desarrolla mediante Junta de Compensación, a pesar de todo lo dicho durante los últimos meses por el alcalde. ¿Increíble verdad?

La política de vivienda protegida que aplican los socialistas de Getafe (la teoría es buena) es una fábula; desquiciada como sus dirigentes. Si la actitud del Ayuntamiento no cambia es posible que las viviendas de Los Molinos y Buenavista se puedan entregar a partir del año 2011 o 2012. ¡Cuántos seremos menos y quién hará las veces de Su Excelencia! Esperanza Aguirre, de momento, ha dicho que para esa fecha podría retirarse.

PSG no sólo patrocina la gorra de Fernando Alonso; además de lucir su emblema el primer equipo de fútbol de la localidad, lo llevan cientos de niños de la la escuela de fútbol; apoya, además, al «PSG-Móstoles» de fútbol-sala, a un equipo de futbol base de los de toda la vida, el Juventud Canario; a un equipo de voleibol femenino de Toledo; a un tenista, …

Toda un política de marketing y patrocinio que ha supuesto un desembolso (este ejercicio) superior a los dos millones de euros y que ha reportado, sin lugar a dudas, pingües beneficios en la deteriorada imagen inicial de la empresa, y en la cuenta de resultados. Además de gestionar cooperativas de viviendas en Getafe, Móstoles, Toledo, ¿Sevilla?, PSG se dedica a la mensajería registral (reconducir documentación entre gestorías, notarías y registros).

El administrador de PSG, David Moreno Pingarrón ha iniciado lo que es una breve, de momento, carrera como «editor» de dos periódicos locales (Getafe y Móstoles al día), un informativo diario en Cope2 Madrid Sur (101.8 FM) y un programa (los lunes) en directo con el alcalde de Getafe; concesión que que le ha adjudicado (¿negociado?) el responsable de la antigua Radio Getafe, Marcial Zazo, amigo de Pedro Castro. Pingarrón se ha convertido también en productor televisivo a través de otra empresa que se anuncia en el pantalón de los futbolistas del Getafe y que gracias al patrocinio de Fernando Alonso ha contactado con otra empresa beneficiada por tirón del asturiano; se trata de Telecinco. Más pronto o más tarde podremos ver alguna serie producida por David Moreno Pingarrón. ¿Se imaginan?

 


 

Nuevo cooperativismo

PSG ha emulado la concepción de «nuevo cooperativismo» que inició Ofigevi, otra conocida gestora de cooperativas que se «mueve» como pez en el agua en los desarrollos urbanísticos del este de Madrid (Cañaveral, Ahijones , Berrocales…). Ofigevi tiene sus orígenes en Getafe; en el accionariado de empresa confluyeron, además de Miguel Torralbo, Pascasio Nieto Cicuéndez y Ricardo Sosa Murillo.

Tras la marcha de estos dos últimos, la empresa ha quedado en las manos de Miguel Torralbo como administrador único (Torralbo fue accionista de Xetaf de Gestión junto a Juan Peralta, Florencio Soto y Javier Gónzalez, -Federación de Asociaciones de Vecinos-).

Miguel Torralbo también formó parte del nuevo Getafe CF SAD de Angel Torres. Hace unos meses rebajó su participación económica, dejando el consejo de administración y permanenciedo como simple accionista. No había «cama» para tanta gente; demasiada competencia entre tanto accionista dedicado al urbanismo (Angel Torres, Antonio Alonso, Jesús Neira, Agustín Clemente, Soto, ..

Ofigevi destaca, tambien de forma paralela a PSG, en su apuesta de mecenazgo y patrocinio deportivo.