Este comercio, inaugurado a principios del siglo pasado, ha cerrado el pasado día 8 de diciembre sus puertas tras la jubilación de Jesús Martínez, hijo del maestro pastelero y artista polifacético, también Jesús Martínez, más conocido con el sobrenombre de “Izquierdo” debido al segundo apellido de su padre, Amalio Martínez, fundador de este negocio centenario en el año 1905. Hombre inquieto, además de regentar la pastelería de la calle Madrid, fue profesor de la Asociación Madrileña de Pastelería, diseñador del actual escudo de Getafe, y escultor en piedra, azúcar y chocolate. Cada año, al inicio de las fiestas patronales del municipio, se esperaba la creación del maestro “ Izquierdo” que exponía, de cara al público, en el escaparate de la dulcería. Una de sus esculturas en piedra se puede ver en la plaza de Carretas, cerca del Ayuntamiento.

El negocio de la céntrica pastelería, ahora ya insertada solo en el recuerdo de lo que fue y en la memoria de los sabores de este pueblo, contradijo la sentencia que niega la existencia de nada, bueno o malo, que cien años dure, desafiando los embates del tiempo mientras endulzaba los paladares de los vecinos de Getafe, ilustres y anónimos, ricos y modestos.